junio 08, 2013

Leopoldo Estol.



Estudió algunos años en la Universidad de Buenos Aires y también en talleres con artistas que me ofrecieron un conocimiento más concreto y físico del hacer artístico, entre ellos Pablo Siquier, Martín Kovensky y Ernesto Ballesteros.
Realizó muestras en galerías muy reconocidas como Ruth Benzacar o Alberto Sendrós. Tambien, participó de movidas que formaron el underground: Belleza y Felicidad en el barrio de Almagro, Cobra Libros en Caballito o Rayo Lazer en Chacarita.
En el 2006 fué invitado a presentar algunas obras en Milán. En el 2007 viaje a Porto Alegre con un conjunto de fotografías a la Bienal del Mercosur que ya se ganó un espacio de invención en el mapa de nuestro continente.
Haciendo talleres y muestras conocí las escenas del interior del país: Tucumán, Rosario, Salta, Neuquén, El Bolsón, Azul y Córdoba.
Escribe periódicamente para el suplemento Radar del diario Página 12. Ha mostrado su trabajo en Arteba en varias oportunidades.
"Considero que lo valioso del medio artístico es como uno con paciencia y un poco de técnica puede brindar miradas sorprendentes e inesperadas de la realidad, a veces dando aire fresco y otras, un poco de miedo." Leopoldo Estol

¿cuál sería la forma en que sugeriría leer su obra?
El otro día, hice un dibujo que intentaba sintetizar mi trabajo: son dos círculos muy grandes. Dentro de uno la palabra “ciencia”. También, la palabra “parámetros” y la palabra “precisión”. El otro círculo guarda la palabra “entretenimiento”, seguida de “efecto”. Me parece que todo mi trabajo puede ser pensado en los centímetros que separan a “ciencia” de “entretenimiento”. Esta bien que estén separadas, cada muestra que hago es una marca en algún punto de esa distancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario